Sem. Práctica Educativa

Somos un grupo de estudiantes de X semestre de Psicología, en la Universidad del Norte. Queremos, a través de éste blog, expresar opiniones o brindar información pertinente al área de la Psicología Educativa.

Cuadro 2.2: La Educación Temprana y la Pobreza agosto 31, 2007

Filed under: Cuadros: La Agenda del Siglo XXI,Virgy Irisarri — practicaeducativa @ 9:04 pm

¿Por qué es tan importante la Educación Temprana? Como vimos en el Cuadro 2.2, no sólo los niños(as) se ven beneficiados, sino también sus madres; contribuyendo aún más al progreso de la población con menos recursos económicos. 

En el caso de los niños(as), cuando estos comienzan la escolaridad a temprana edad, suelen perdurar más en las instituciones educativas. Además, se benefician más de los programas multifacéticos que sus pares, los estudiantes que provienen de familias más adineradas. Por programas multifacéticos se entiende aquellos que no sólo poseen una mirada, sino que le dan respuesta a uno o varios problemas desde distintos ángulos. 

Por otra parte, la educación temprana también beneficia la economía de las familias. Cuando los niños(as) van a la escuela, las madres tienen más tiempo durante el día para trabajar; por consiguiente, generan una fuente de ingreso extra para la familia. En el caso de Colombia, se encontró que 20% de las madres encontraron empleo en el momento que sus hijos(as) iniciaron sus estudios. Además, beneficia al gobierno, debido a que ahorra en programas de salud, educación y bienestar social; a raíz de que éstos ya deberían venir incluidos en la educación que está recibiendo el niño(a.) 

En conclusión, la educación es importante a cualquier edad; si se inicia desde temprana edad, ayuda a que el niño le “coja” amor al estudio. Asimismo, no es una sorpresa saber que a temprana edad el niño(a) posee más plasticidad cerebral, lo cual lo ayuda a adquirir y procesar conceptos de manera más rápida y efectiva.

María Virginia Irisarri

Anuncios
 

Conductismo vs Constructivismo: De la Teoría a la Práctica

Filed under: Karen Villalobos — practicaeducativa @ 11:29 am

Siguiendo con la dinámica que llevamos de traer un tema surgido del ejercicio de nuestra practica, propongo uno que en estos días he estado viviendo de cerca y es el proceso de cambio de una perspectiva conductista a una constructivita en una institución educativa….En el colegio donde estoy realizando mis practicas se esta viviendo un proceso de renovación en el que se esta cambiando la manera de ejercer la “educación tradicional” que teóricamente se basa en los conceptos conductistas(Estimulo-Respuesta/premio/castigo-consecuencia) en las que las premisas básicas es ir condicionando a las personas para que realicen tal comportamiento, lo que en la praxis educativa  obedece a  “si haces tal tarea pronto y como yo te digo, recibes tas nota (premio) y si no, esta nota (castigo)” en lo referente al comportamientos, actitudes igual: para regular la disciplina hay unos castigos establecidos y la  disciplina depende exclusivamente de estos. Este panorama lo conocemos muy  bien ya que además de los conocimientos teóricos, cada uno  de nosotros hemos vivido un proceso de aprendizaje lo largo de nuestra vida, en el que pudimos experimentar las metodologías apoyadas en la concepción de que el profesor es “quien todo lo sabe” y el alumno es la persona que debe ser “llena” de  los conocimientos del profesor,  quien además regula la disciplina. Es decir, ontologicamente se define al estudiante como un ser pasivo, un sujeto susceptible a ser “llenado y condicionado”. Cosa contraria encontramos en la concepción del alumno que se tiene desde la perspectiva constructivista: en la que se habla “tanto de un sujeto activo como de la naturaleza del conocimiento como interactuante entre el sujeto epistémico y el mundo socio cultural” (Gallego-Badillo, R. 2001). Todo lo anterior lo había revisado, entendido en mis años de  formación académica, pero imagínense que sucede,  si estas concepciones[1] y todas las controversias suscitadas de ellas,  pasan de ser temas que leía en un capitulo de un libro y luego en otro encontrando su solución  con solo cambiar la hoja a ser lo que ahora  estoy viendo y  viviendo en la realidad y déjenme decirles compañeros, que es mas complicado de lo que parece…Es complicado en la practica por muchas cosas, pero citare una de las cosas de las que mas se quejan los profesores, y es que la disciplina ya no es la misma (y si entendemos esta como propiciadora de un buen ambiente de estudio, fácilmente se comienza a dificultar el proceso de enseñanza-aprendizaje). Lo ilustro con un ejemplo: los alumnos en  una clase, con una estrategia innovadora no entienden  que están en una clase en la que deben mantener la disciplina, si no que fácilmente la confunden con un juego, y como ya no tienen o mas bien, ha disminuido la Extrema Regulación Externa conductista, ellos no llegan a Autorregularse, que seria el ideal que se debería alcanzar con la concepción constructivita; pero esto no esta siendo así, no se esta dando aún.   Frente a esto,  gran pregunta de los profesores entonces es…¿ y ahora como  hago para controlarlos? La respuesta teórica seria,: no, ellos son los que deben aprender a controlarse ellos mismos . pero en la praxis, entonces surge la otra gran pregunta: y es mientras tanto… ¿Qué hago?. En el presente, en el hoy, que hace un maestro? (que él mismo apenas está haciéndose a la idea de cambiar su concepción conductista del proceso enseñanza-aprendizaje y por tanto la metodología que ha usado por años… y él mismo está viviendo “su crisis” que genera el proceso de cambio).Esa es la pregunta que aporto hoy a nuestros comentarios. ¿Qué estrategias usa ese maestro para propiciar la disciplina,  mientras sus alumnos llegan a autorregularse? Participe en una  conversación coloquial de unos profesores, en las que hacían referencias al tema en cuestión, y en la cual, yo hice un comentario buscando responder a esta pregunta…-Profesor: “ayer llegue a clase y dije “abran el libro en la página tal y contesten las 4 preguntas en la libreta, que me llevo las libretas para revisarlas” todos trabajaron quietecitos… y viste, eso que es? conductismo.. Si yo hubiese llegado como las otras veces diciendo   -vamos a hacer un mapa conceptual, y tal y tal cosa, no hubiesen hecho nada… ves?  Es que con ellos no funciona el constructivismo….yo asentía con la cabeza y pensaba, entonces, que hay que hacer en este proceso de transformación….Después añadí- Karen: “y si se utilizan estrategias metodologías constructivistas y se regula un poco con premios, castigos, y así.. el que mejor lo haga, el que lo haga mas rápido, o algo así..”-Profesor: “si, pero entonces ya eso deja de ser constructivismo… esto es bien complicado!”Y realmente si, es complicado. Es más complicado verlo en la práctica que leerlo en los libros o contestarlo en un examen. Yo aun estoy con la duda de si mi respuesta heurística (y sinceramente espontánea, mas que fruto de la investigación) tiene algún respaldo teórico, o si no, si seria posible que en la practica diera resultado. Me parece que aquellos tópicos en los que nos decían que la heurística no servia para mirar y comprender  teorías o concepciones opuestas y que no era teórico ni metodológicamente viable  intentar hacer una integración, por que “se viciaba” las concepciones teóricas, en la vida real, en la practica, habría que revisar las posibilidades de integración de estos conceptos y teorías opuestas, pero que persiguen el mismo fin, para que lo que está escrito, no se quede en el papel, si no que se establezca en la realidad…En esa realidad que  estamos buscando mejorar!  
 

Cuadro: Paralelo entre el modelo tradicional y el aprendizaje constructivista. Tomado de: ABC del constructivismo: aportes y desafíos.  Tiempo de leer: Bogotá. P. 135

Tradicional

Constructivista

Pedagogía es el acto intencional del maestro en enseñarle al niño lo que no sabe.

El niño aprende interactuando consigo mismo y con el mundo.

La evaluación de los niños se hace con un patrón general

La evaluación es persona y sólo depende de progresos que cada niño haya logrado. 

Enseñanza es fundamentada en un programa lineal y rígido, igual para todos.

El maestro trabajo con una planeación general.

El maestro tiene el control de la clase y determina lo que deben hacer los niños.  Impone.

El maestro es el tutor. Dialoga con ellos y juntos escogen lo que van a hacer cada día de clase.

La lengua escrita se enseña con un sistema desconocido que hay que decodificar y codificar, repitiendo frases creadas.

La lengua escrita es un medio de expresión que sólo tiene sentido para el niño si le permite comunicarse.

Referencia: GALLEGO-BADILLO, Rómulo.  Discurso sobre constructivismo.  Nuevas estructuras conceptuales, metodológicas y actitudinales.  Magisterio: Bogotá.  2001.  


[1] que había leído al revisar las teorías  de los diversos autores y comprender la manera en que éstos comienzan a hablar de conceptos que cuestionan y transformaba las antiguas concepciones conductistas  para comenzarle a dar valor a lo que el individuo construye, y al papel fundamental que juega la cultura.

Karen Villalobos

 

Integrar o No integrar: He ahí el dilema agosto 30, 2007

Filed under: Liney Peña — practicaeducativa @ 10:42 pm

El pasado 24 de Agosto, se estuvo desarrollando la clase de Seminario de practica educativa de manera virtual, la temática sobre la cual giro el desarrollo de esta sesión, es acerca de la llamada educación integral, donde cada una de las estudiantes plantearon su punto de vista acerca de que tan recomendable es realizar una educación integral y de las condiciones que son necesarias para que esta se realice.

Es de nuestro conocimiento que ninguna de las instituciones de la ciudad donde vivimos se encuentra preparada para que la educación integrada se realice, pero entonces que hacer con las instituciones que actualmente cuentan con niños con deficiencias mas sin embargo no tienen los recursos necesarios para garantizar una excelente educación tanto a ellos como a sus compañeros “normales”?

Es en este punto, donde se presenta el dilema, se plantearon dos puntos de vista;  el primero, acerca de realizar los ajustes respectivos con el estudiante,  sufriendo éste las consecuencias de los mismos, y el segundo, el de tener al estudiante es una escuela especial mientras se realizan los arreglos concernientes, en razón a que se conoce que este cambio requiere de un proceso paulatino para asegurar un mejoramiento óptimo.

Pero ante el hecho de permitir que los cambios se realicen con el estudiante en la escuela, se corre con el riesgo de que  se vea afectado en su desarrollo psicológico y emocional, y a su vez, esto perjudique el desarrollo de sus compañeros “normales” que también entrarían en ese proceso de mejoramiento.

Por otra parte, el hecho de mantener al estudiante que presenta una discapacidad, en una escuela especial mientras se realizan los cambios respectivos, para ser integrados en el aula normal, se corre el riesgo de que las instituciones se demoren más en realizar los reajustes en razón a que no sienten la presión y la necesidad de responder ante una situación que no están palpando.

Ante la situación anteriormente mencionada, se hace necesario conocer los estudios realizados por expertos en esta problemática:

Se presentan diferentes puntos de vista, mas sin embargo todos los expertos coinciden en que cada caso es único y especial, y por lo tanto se hace necesario estudiar cada uno de manera individual, debido a que la educación se constituye en la base del éxito dentro de una sociedad, donde las exigencias son cada día mayores para todos.

Asegura Matilde Muñoz de Leyva, directora del Colegio Estudio 3, de AFANIAS (Asociación Pro-Personas con Deficiencia Mental),  “Muchos padres creen que educar a sus hijos es que aprendan a leer y escribir. Nosotros pensamos que, si bien hay que enseñarles a leer y escribir, lo importante es que sepan desenvolverse en la vida diaria, que sean capaces de coger el autobús o ir a hacer la compra, como cualquier otra persona”.

Pedro Pérez, director del Instituto para Sordomudos Ponce de León, de Madrid, considera que “la educación específica permite a los niños sordos adquirir una formación que les permite alcanzar un mayor conocimiento del lenguaje oral, aunque sin descartar el lenguaje de signos”. Este defensor de la educación especial infantil asegura que en muchas ocasiones el niño con problemas no es atendido correctamente por sus profesores en los colegios no específicos, ya que no saben cómo tratarlo, por lo que se puede llegar a sentir  frustrado y no desarrollar sus capacidades.

Pero no todas las opiniones coinciden. Carmen Jáudenes, técnico educadora de FIAPAS (Federación de Asociaciones de Padres y Amigos de los Sordos) aboga por lograr la integración apoyada en la logopedia y la rehabilitación, aunque reconoce que “hay padres que prefieren los centros específicos”.

Es bien sabido,  que existe mucha diferencia entre un estudiante que presente una discapacidad física y una psíquica es por esta razón, que en estos casos donde el estudiante presenta una discapacidad de tipo psíquica, se debe tener en cuenta la edad como un elemento a favor o en contra para llevar a cabo la llamada educación integrada, en razón a que los intereses que presenta los niños son muy similares a diferencia de los adolescentes, lo cual dificulta la integración, esto es afirmado por Matilde Muñoz de Leyva, responsable de Estudio 3, centro especializado en la educación de esta discapacidad.

En conclusión, podemos darnos cuenta que en el tema de la integración, existe aun mucha tela por cortar, por el solo hecho de que la educación es un proceso continuo que va en contante cambio, y lo que hoy es posee validez  quizás mañana sea revaluado por las nuevas tendencias educativas y su continuo devenir.

Liney Peña Sierra

 

¿Educar en la Integración: Gran Dilema? agosto 23, 2007

Filed under: Jordana Velasco — practicaeducativa @ 9:59 pm

Empiezo mis aportes en el Blog con este tema debido a que como ustedes saben empecé mi práctica el día miércoles 15 trabajando con un niño con Síndrome de Asperger en un colegio bilingüe de bastante exigencia académica y rodeado por niños sin ningún problema como el de él.

El Síndrome de Asperger es el término utilizado para describir la parte más moderada y con mayor grado de funcionamiento de lo que se conoce normalmente como el espectro de los trastornos generalizados del desarrollo (o espectro autista). Al igual que las demás condiciones registradas en dicho espectro, se cree que el SA representa un trastorno del desarrollo con base neurológica, de causa desconocida en la mayoría de los casos, en el cual existen desviaciones o anormalidades en tres amplios aspectos del desarrollo:

1.       Conexiones y habilidades sociales

2.       Uso del lenguaje con fines comunicativos

3.       Características de comportamiento y de estilo relacionadas con rasgos repetitivos o perseverantes

Dentro del salón de clase podemos ver que los niños con Síndrome de Asperger son un gran desafío, sus problemas conductuales y más que todo sociales son difíciles de manejar, los cambios de rutina, las sorpresas, y las instrucciones y actividades largas generan gran ansiedad y dificultad en este tipo de niños. Ante esto se presentan las principales dificultades en el colegio.

Su incapacidad para interactuar con sus compañeros, su falta de deseo de interacción, pobre apreciación de claves sociales, respuestas sociales y emocionales poco apropiadas, sus rituales y rutinas, peculiaridades del habla y del lenguaje y su torpeza motora llama la atención de sus compañeros y profesoras. Debido a la falta de conocimiento y de tiempo a la profesora se le hace difícil el manejo de este tipo de casos ante lo cual se requiere de una asistente designada para el niño en particular.

Ante todo lo que logrado ver en estos días de trabajo me han llegado varios interrogantes: ¿Resulta mejor la integración de niños con necesidades educativas especiales en toda clase de ambientes? ¿O es preferible tenerlos en instituciones educativas especiales donde les puedan proporcionar el apoyo y la ayuda necesaria que ellos necesitan? ¿Resulta sano integrarlos cuando muchas veces son objetos de burla o van a ser mirados mal?

Siempre he apoyado la integración de niños con necesidades educativas especiales en ambientes de todo tipo pero siento que no nos encontramos preparados para este tipo de cambio de un minuto a otro. Además de que no nos encontramos físicamente preparados para atenderlos adecuadamente en ambientes mixtos hace falta mayor formación, apoyo y asesoramiento especializado. Este trabajo no es nada fácil, requiere de tiempo y conocimiento, y no se logra de un día para otro.  

Pensar que no hay diferencias es llegar a la ingenuidad. Aunque intentemos de evitarlo la diferencia suele acabar por ser evidente y a los que tendríamos que educar es a los “normales” para que acepten las diferencias. Por lo demás cualquier niño con necesidades educativas especiales lo que requiere principalmente es RESPETO y ACEPTACIÓN.

Otro aspecto importante a destacar es la tendencia general que existe en la escuela por tratar a todos los alumnos como si fuesen iguales, lo cual es un grave error. Todos somos diferentes y debemos realizar un esfuerzo por individualizar el trato y conocer las diferencias y necesidades de cada niño.

La mayoría de las veces, resulta difícil tratar esto en un ambiente donde no se especializan en este tipo de educación. Es aquí donde el psicólogo educativo juega un papel bastante importante: apoyando, implementando y sobretodo informando acerca de las necesidades que se pueden presentar y como se deben tratar en el aula de clase. Es por eso que resulta importante que nos INFORMEMOS al respecto; de las necesidades del niño, sus debilidades y fortalezas, manera de tratarlo y de negociar con él. Teniendo siempre en mente el buen desarrollo del niño sin perjudicarlo. Juega un papel bastante importante aquí el psicólogo educativo informando a los docentes del manejo adecuado e intermediando para evitar el maltrato por parte de sus compañeros de clase.

Me parece importante también involucrar al niño de manera paulatina hacia la integración social para lograr así que en un futuro pueda entre sus parámetros ser independiente y por que no, conseguir un trabajo o volverse funcional a manera laboral. Este es un tipo de trabajo integral donde no sólo se necesita la ayuda de los docentes sino también de los padres y del psicólogo en especial. 

Una manera de lograr la integración de estos niños con necesidades especiales es el manejo de un “salón inclusivo”. Para lograr esto es la psicóloga Paula Kolth (2003) recomienda que tengamos en cuenta estos 10 pasos: 1.       Aprender sobre el alumno directamente del alumno: No basarse sólo en el expediente del alumno sino aprender de él viéndolo interactuar en su ambiente. 2.       Apoyar las transiciones: Anticipar siempre las transiciones, utilizar apoyo entre compañeros. 3.       Ofrecer apoyos para la inquietud: Permitirle al alumno moverse, levantarse de su sitio de vez en cuando, dibujar para así manejar momentos de inquietud y excitación sin que moleste a la clase o se desespere. 4.       Ayudar en la organización: Implementar estrategias de apoyo para ayudar al alumno en su organización sea por medio de cuadros o utilizando refuerzos. 5.       Asignar responsabilidades en el salón: Esto lo hace sentir activo y que esta participando en su clase, lo ayuda en la socialización. 6.       Ofrecer pausas de descanso: Permitir que hagan pausas sea levantándose o saliendo del salón. 7.       Aprovechar los intereses: Se deben aprovechar aquellos intereses, fortalezas, áreas de competencia y talentos para usarlos como herramientas para enseñar.8.       Repensar la composición escrita: La escritura es un aspecto que les cuesta muchísimo trabajo y su lucha puede generarles frustración por lo cual algunas veces resulta necesario implementar la tecnología ayudándose de un computador o de un compañero.  9.       Permitir escoger: Las elecciones pueden darles una oportunidad para sentir el control de sus vidas y darle oportunidades de tomar decisiones. 10.   Incluir: Si es cierto que aprendemos haciendo, entonces la mejor forma de aprender cómo apoyar a alumnos en escuelas inclusivas es incluyéndolos.

Para finalizar, es importante recalcar que la colocación educativa apropiada también se debe basar en la evaluación completa de las capacidades del niño, sus habilidades de razonamiento social, y posteriormente la selección cuidadosa de un ajuste educativo apropiado, el acceso a expertos, la información, el apoyo individual, y la constitución de un equipo de acercamiento. Con esta combinación tenemos la oportunidad de mejorar considerablemente las capacidades y calidad de vida de cualquier niño que padezca alguna dificultad de aprendizaje. Logrando así la integración en el aula de clase de niños con cualquier tipo de necesidad.

¡Bueno dejo el tema abierto para que podamos opinar al respecto!

“Todos tenemos derecho a tener las mismas oportunidades e igual trato en todo momento”.  

Jordana Velasco

 

 

La separación, ¿cómo apoya un Psicólogo Educativo? agosto 10, 2007

Filed under: Virgy Irisarri — practicaeducativa @ 6:43 pm

Familia

Hoy acaba de terminar mi tercera semana como practicante de psicología en el Colegio La Nueva Esperanza, en Cartagena. Mirando hacia atrás, trato de encontrar lo que más me ha impactado y realmente, no se me dificulta hallarlo. Se estarán preguntando qué es, y es eso lo que quiero explicarles en los siguientes párrafos.

Cuando tenía 13 años, mis padres se divorciaron. A pesar de ser considerado éste como uno de los eventos más traumáticos en la vida de un hijo(a), siempre pensé que los que se atrevían a decir eso estaban equivocados. Tal vez me enfocaba en ver mi propia experiencia, y no abría mis ojos al sinnúmero de casos que ocurren en el mundo y que sí perjudican la estructura familiar y la personal. Ahora, no quiero decir con ésto que el divorcio no me afectó en lo absoluto, ya que años más tarde pude entender más profundamente lo sucedido, y encontrarle asociaciones con cosas que pasaban en mi presente. Pero, ¿adónde quiero llegar con lo dicho hasta el momento? Quiero aterrizar en un suelo tan sólido, que de verdad le abra los ojos a la humanidad y les recuerde que el matrimonio es un compromiso con ellos mismo, y más importantemente, con las criaturas que deciden traer al mundo. ¿Por qué? Porque estas rupturas afectan directa e indirectamente a los hijos en distintos ámbitos de su vida; en éste caso, el ámbito académico.

Hoy celebrábamos en el Colegio el Día de la Colombianidad (en conmemoración al 7 de Agosto.) Se le había pedido a todos los estudiantes que vinieran vestidos con camisetas amarillas, azules o rojas, para asi crear un ambiente más Colombiano. De repente, entra por las puertas del colegio una alumna vestida toda de negro. Pero no era una vestimenta normal; era una ropa que no provocaba ningún sentimiento de tranquilidad por parte del que la miraba, sino un sentimiento de miedo. En pocas palabras, era una niña rebelde. Luego hablé con la mamá y me comentó que ella se había separado de su padre hace 4 años, pero que de un tiempo para acá, el padre había perdido toda conexión con ella, ya que todo su tiempo se lo dedicaba a los hijos que había tenido en su nuevo matrimonio.

 Segunda historia: Otro estudiante pasó de ser un excelente estudiante, a perder muchas materias. Dedicaba todo su tiempo al Internet, jugando un juego que ya ha cobrado las vidas (suicidio) de varios niños en todo el mundo. Su relación con su mamá y hermana estaban en pésimas condiciones. ¿Las causas? Sus padres eran separados y el padre, aunque ahora estaba viviendo en su misma ciudad, llevaba varios meses que ni lo veía ni hablaba con él.

Y podría llenar el espacio de éste Blog contando historias de divorcios, tanto internas como externas al colegio, que han impedido que los niños(as) vivan una vida tranquila, digna de personas de su edad.

Ahora, ¿qué función cumple el Psicólogo Educativo en estos casos? Primero que todo, considero que la función debería ser más de prevención que de intervención, debido a que no se quiere que más estudiantes sigan sufriendo por causa de sus padres. Y, ¿cómo lograr ésto? Considero que una Escuela de Padres BIEN estructurada sería una excelente opción (escribo BIEN en mayúscula porque son muchos los colegios que poseen ésta entidad, pero pocos los que de verdad saben usarla.)

Sabemos que una ruptura afectiva es una experiencia dolorosa que exige afrontar la situación para así, protegerse de la pérdida y proteger a los hijos del conflicto que muchas veces se deriva o intensifica luego de la separación. Pero la gran mayoría de los padres no saben cómo proteger a los hijos(as) del conflicto, y en muchas ocasiones, los terminan involucrando para ganar fines propios. Así que, a través de un excelente taller, se le podría explicar a los padres cómo es el proceso, y cómo deben manejarlo. A continuación encontrarán ciertos puntos que deberían tener en cuenta si algún día, en su vida cómo Psicólogos Educativos, deben compartir un taller sobre separación: (Carelys Pachano de García, Psicóloga – Venezuela)

  • En algunas circunstancias el divorci0 es necesario y positivo para los hijos(as), ya que la relación se ha tornado muy conflictiva. Eso sí, debería darse luego de haber agotado todas las posibilidades.

  • ¿Qué pueden experimentar los hijos(as)?

  1. Sentimientos de culpa por la percepción de que a raíz de sus malos comportamientos, la relación de sus padres no funcionó.

  2. Rabia ante alguno de los padres o ante ambos por lo que está viviendo.

  3. Impotencia por la sensación de no poder hacer nada para evitarlo; y tristeza por todo lo que está pasando.

  4. Pueden encerrárse en si mismos como un mecanismo de defensa contra el daño que la separación le ocasiona.

  5. Pueden mostrar rebeldía, o fallos en la escuela.

  • Para que los hijos(as) puedan comprender la separación, y adaptarse mejor a ella, se deben tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  1. Mantener una actitud abierta y clara: Explicar sinceramente lo que está ocurriendo y dar espacio para que ellos pregunten lo que deseen y se expresen abiertamente.

  2. Los niños(as) tienen el derecho de estar con sus padres cuando así lo deseen. Así mismo, debe existir una relación respetuosa entre ellos, no hablándole mal al hijo(a) del otro, ni utilizándolo como mensajero.

  3. En el caso de que exista una nueva pareja, se debe permitir que el niño(a) la conozca poco a poco. Es mejor que ésta nueva persona adopte una posición de amistad.

  4. Durante todo el proceso, los hijos(as) necesitarán más de cada uno de sus padres. Se debe tratar de que compartan el mayor tiempo posible juntos, expresándoles su amor en cada una de sus palabras y acciones.

Concluyo ésta primera entrada a nuestro Blog, recordándoles que la tarea del Psicólogo Educativo no es fácil. Este, no sólo debe lidiar con estudiantes, sino también con las familias, los maestros y demás personas que laboren en la Institución. En el caso de los alumnos y sus familias, existen muchos más temas que se pueden tratar en una Escuela de Padres. Sólo recuerden que primero es importante diagnosticar qué necesidades se ven en la escuela, para luego, diseñar talleres que brinden información y a la vez, soluciones prácticas para la vida.

 “La sociedad y la familia se parecen al arco de un palacio; quitas una piedra y todo se derrumba.” El Talmud

 María Virginia Irisarri

 

Hello world! agosto 5, 2007

Filed under: Uncategorized — practicaeducativa @ 7:38 am

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!