Sem. Práctica Educativa

Somos un grupo de estudiantes de X semestre de Psicología, en la Universidad del Norte. Queremos, a través de éste blog, expresar opiniones o brindar información pertinente al área de la Psicología Educativa.

Cuadro 6.14 Maestros: Con Ojos de Niño octubre 27, 2007

Filed under: Cuadros: La Agenda del Siglo XXI,Jordana Velasco — practicaeducativa @ 4:25 pm

Mucho se ha dicho y escrito sobre el papel del maestro en un mundo que cambia constantemente, pero rara vez se han oído o recogido las voces de los alumnos. Este artículo habla acerca de las opiniones, frases y dibujos de estudiantes de todas las edades acerca del papel del maestro. A continuación una pequeña reflexión acerca del papel del maestro.

El maestro es vida y sus papeles y personajes pueden ser vistos como en un caleidoscopio. Podemos ver al maestro amigo, padre, madre, confidente, modelo; maestro risa, canto y juego; maestro sabio, justo, prudente, guía; maestro cómplice, libertario, gregario, acompañante, aventurero, generoso; maestro pensante, inquietom inconforme, crítico, osado; maestro solidario, salvador del mundo, comprometido. Maestro hombre y mujer.

En el papel de profesor no hay cabida para un maestro borracho, incumplido, enfadado, desentendido de sus deberes, despreocupado por los sentimientos y saberes de los niños, con favoritismos, irrespetuoso de las ideas ajenas, sabelotodo.

Pero ante todo para poder ser un buen maestro no sólo se tiene que enseñar a los niños sino también aprender de ellos. Es por esto que debe existir ante todo una sola pedagogía y esta debe ser la pedagogía del amor.

Un profesor afecta a la eternidad porque nunca se sabe hasta dónde llegará su influencia. ¡No basta con trabajar, cumplir un horario, seguir un programa! A los niños no les bastan los títulos, el estatuto docente, la capacitación, mejores aulas y docentes mejores pagados. La educación es ante todo amor y pasión por ese enseñar de cada día a ser hombres del mañana. A esto nos invita el recuadro y a esto los invito a ustedes aportar un cimiento sólido hacia una mejor y más apasionada educación, la cual muchas veces esta siendo mal ejercida.

“El niño no es una botella que hay que llenar, sino un fuego que es preciso encender. Si el niño es el fuego y el maestro el agua, el aula es la tierra donde unos y otros ponen sus pies para vivir y aprender a ser hombres”.

JORDANA VELASCO

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s